Delicias Anitas, una Herencia Familiar

Delicias Anitas, una Herencia Familiar

Delicias Anitas, una Herencia Familiar

23 marzo, 2020

El Parque Nacional de Ferias se destaca por ser el centro de reunión de personas trabajadoras, emprendedoras y comprometidas con el desarrollo económico, social, y cultural del país.

Estas cualidades son las que destacan a las hermanas Ana y Dora García, propietarias del negocio “Delicias Anita”, ubicado en la terraza número 1, del Parque Nacional de Ferias, estas emprendedoras, cabezas de familias, han logrado salir adelante gracias a sus deseos de superación.

El negocio es una herencia de nuestra madre, ella la mayor parte de su vida ha vendido refrescos naturales como ensalada de frutas, naranja, cacao, entre otros. Desde que yo tengo memoria tiene el negocio, y ahora como parte de incrementar nuestros productos, también vendemos, enchiladas, tajadas solas y con queso, tacos, quesadillas, papas fritas y tortas”, expresó Ana García.

Las dos hermanas han decidido retomar el negocio que su madre inició, a parte de estudiar carreras universitarias, ellas sintieron que debían de continuar con la tradición.

Delicias Anita cuenta con 2 establecimientos, de lunes a viernes instalan el negocio de refrescos y comidas en su casa y los fines de semana se trasladan al parque de Feria.

La ventaja que nosotros tenemos es que vivimos frente al Parque de Ferias, y las familias conocen muy bien y saben de la calidad de los refrescos de mi mamá y ahí queda demostrado que nosotros si vendemos delicias” explico Dora García.

Deseos de superación y dedicación al trabajo, son las claves fundamentales de estas emprendedoras, las capacitaciones del Ministerio de la Economía Familiar, las ha preparado en temas del manejo de alimentos, agregación de valor a sus productos, estrategias de venta y otros temas los cuales les ha garantizado una clientela fiel.

“Gracias al Gobierno y al Ministerio hoy podemos emprender, tener un mecanismo de trabajo que nos permite ganarnos dignamente nuestro dinero y lo mejor de todo es que no pagamos nada por estar en este espacio, la única forma que tenemos de agradecerles, es la voluntad de seguir emprendiendo”, comentaron las hermanas Garcias.

Ana y Dora, tienen más de 15 años de haber tomado las riendas de este trabajo, que las llenas de orgullo porque con el logran sacar adelante a sus familias.